Compre sábanas con seguridad

Compre sábanas con seguridad

La compra de sábanas resulta ser una perspectiva difícil para muchos de nosotros. Descubrirá muchas opciones para producir con respecto a los elementos, el número de subprocesos y más. No hace mucho, solía tomar té con un amigo y terminamos hablando sobre este problema de adquisición. Ella compartió muchas recomendaciones e ideas conmigo, y ahora las voy a compartir contigo. ¡Presta atención!

Lo primero que debe saber es qué dimensión de hoja está buscando. Es probable que esto parezca una tontería, pero he tenido que devolver mis sábanas nuevas a la tienda en un par de casos diferentes. ¡Si tan solo hubiera pensado en verificar dos veces el tamaño de cada colchón justo antes de ir de compras!

Los especialistas sugieren que mida el tamaño, el ancho y el pico del colchón antes de decidirse a comprar. Esto parecerá excesivo, pero con innumerables variedades de colchones en el mercado, probablemente no sea un concepto desagradable. Necesitaba devolver la lista final de sábanas que compré principalmente porque no se ajustaban al nuevo colchón con la parte superior acolchada que había comprado los 7 días anteriores.

El siguiente detalle a tener en cuenta es lo que desea obtener de sus hojas. ¿Prefieres el algodón suave y prensado? ¿Prefieres la emoción resbaladiza de la seda o el satén? ¿O te gusta el calor y el lujo de las sábanas de franela? Generalmente obtengo sábanas de algodón sencillas para nuestras camas familiares. Estos son fáciles de limpiar y mantener, y comúnmente puedo elegirlos a un precio extremadamente razonable. Y que nunca obtengo hojas con un hilo inferior a 280.

Lo último que le gustaría considerar es el tipo de lavado que necesitarán sus sábanas. El año pasado compré un juego de sábanas que me pareció genial. Combinan perfectamente, por lo que estaban siendo geniales al tacto. El problema era que necesitaban que los juegos de cama de Halloween se limpiaran en seco, y por el momento, descubrí que era demasiado tarde. Los coloco a lo largo de la lavadora y la secadora y, después de sacarlos, parecía que apenas podían sanar un solo colchón, ¡y mucho menos mi sustancial colchón tamaño queen!

Por lo general, estos son solo algunos factores a tener en cuenta al adquirir ropa de cama nueva. Otra cuestión, tengo la sensación, es una cuestión de gusto. Deseo ropa de cama de colores fuertes, pero existen muchas sábanas con dibujos magníficos. No importa cuáles sean sus gustos, recuerde seguir teniendo estos consejos en mente. ¡Ahora sal y compra, compra, compra!